“Corazón que siente, ojos que no ven”

Lo reconozco: tengo varios grupos de Whatsapp en silencio. No soporto los pitidos permanentes, ni la cascada de “jajaja”, fotografías tontas  y frases de besugos. Eso sí, de vez en cuando me llega alguna imagen de esas que logran arrancarte una sonrisa. Llega por siete lados y devora la memoria del móvil, pero te dan ganas hasta de reenviarla. Tengo contactos a los que debo mandarles cualquier guarrada que me llegue, otros que solo quieren leer chistes bestias y otros que solo esperan bromas políticas (y de la Casa Real). Entre estos últimos, tuvo bastante éxito la foto de un cartel que rezaba “La mujer de Bárcenas no sabía nada. La de Urdangarín no sabía nada. La de Julián Muñoz no sabía nada. Debo de ser gilipollas porque la mía se entera de todo”.

El razonamiento resulta bastante acertado, ¿no? ¿Cómo puede ser que la duquesa de Palma no supiera que algo raro se cocía en Nóos? ¿No le extrañaba que tuvieran casi seis millones de euros para comprarse una “casita” en Pedralbes? ¿Tiene sentido que, siendo miembro de la junta directiva, supiese qué hacía su marido pero no a qué se dedicaba Nóos? No digo con esto que la Infanta sea culpable como sí parece serlo el exjugador de balonmano, pero sospecho que se hizo un poco la longuis. Intuyo que está profundamente enamorada y que nunca quiso preguntar más de la cuenta. Se le podría dar la vuelta al refrán y decir algo así como “corazón que siente, ojos que no ven”, pero ¿tiene eso relevancia penal?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s